Categorías
Iluminación

La llama de la libertad habla

 llama violeta

 La llama de la libertad habla

La llama de la libertad habla – la llama de la libertad dentro de cada corazón. La llama de la libertad dijo ante todo: Apartaos ahora y sed un pueblo separado, escogido y elegido por Dios – gente que ha escogido su elección bien, quienes han determinado de poner sus talentos con los inmortales. Estos son aquellos quienes con su gesto decidido han dicho:

Jamás me rendiré

Jamás retrocederé

Jamás me someteré

Guardaré la Llama de la Libertad hasta mi victoria

Llevaré esta llama con honor

Sostendré la gloria de la Vida en mi nación

Sostendré la gloria de la Vida en mi ser

Obtendré mi ascensión

Desecharé todo ídolo y

Desecharé el ídolo de mi ser externo

Obtendré la gloria de mi ser Inmaculado,

Divinamente concebido, manifestándose en mí

YO SOY la libertad y

YO SOY el que ha decidido a ser la Libertad

YO SOY la llama de la libertad y

YO SOY el que está decidido a llevársela a todo el mundo

YO SOY la Libertad de Dios y Él es verdaderamente libre

YO SOY liberado por su Poder y su Poder es supremo

YO SOY quien cumple con los propósitos del reino de Dios.

¡Y con plena Fe acepto conscientemente que esto se manifieste, se manifieste, se manifieste! (3x), ¡Aquí y ahora mismo con pleno Poder, eternamente sostenido, omnipotentemente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la Luz y sean libres!

¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY!

Los fiats de la libertad es un ejercicio de la Palabra hablada, afirmando la llama de la libertad coronada en el corazón. Para nadar en el océano, para unirse con las olas de su voluntad, para convertirse en la ola y la voluntad y luego con la poderosa fe, inundar toda la vida con el movimiento de la conciencia de la mente de Dios – ¡Esto es para imponer tu voluntad de que se ha derretido en la montaña de tu voluntad sobre el cosmos del ser! Fiats de la libertad con fiats del libre albedrío, para hacer la voluntad de la Fuente, energía en movimiento, un océano cósmico. Eso es Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *