Categorías
Iluminación

El Mediador

orando

El Mediador

Cuando damos los fíats de la libertad, la energía es nuestra – nuestra cuenta bancaria, nuestro propio reservorio de luz en nuestro cuerpo causal – que puede ser liberado en el tiempo y en el espacio. El Mediador es la conciencia que determina el llamado. “Y si piden algo, como no lo consiguen porque piden con la mala intención de derrocharlo después en sus placeres”, Jesús enseñó acerca de la oración. Otros maestros mundiales también enseñaron acerca de la oración. La oración que conforma al diseño interno de la vida, es la oración que es contestada. Todas las oraciones son contestadas y el silencio es una respuesta de Dios. Puede ser una indicación que nuestras oraciones requieren iluminación, requieren de la entrega, que nosotros necesitamos de entonarnos con nuestra matriz interna y entender porque oramos.

Como el alma no sabe completamente su destino divino, ésta apela al Mediador, quien percibe que el destino está encerrado en la Presencia Yo Soy y quien puede tener también percibir su punto de evolución. La gran y única bendición de los Maestros Ascendidos, después de la Presencia Yo Soy, es el conocimiento del Ser Crístico, quienes algunos le llaman el Cuerpo Mental Superior.

Cuando hacemos un llamado en el nombre del Ser Crístico y en el nombre de la Presencia Yo Soy, podemos estar seguros que el Ser Crístico ha filtrado el llamado y dará la respuesta de acuerdo a la voluntad del Creador. De esta manera, nosotros estamos invocando por cosas que no están en conformidad con el esquema total de la Ley del cosmos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *