Categorías
Iluminación

Diles a Ellos

LAGO

 Diles a Ellos

 

Diles a ellos,

Milenarios fuegos,

Como el estrato de la roca

Se enfrió y formó la superficie

Para ser una esfera verdeante.

Diles a ellos,

Milenarias aguas

Cuyas aguas refrescantes de la profundidad

Con poderosos ciclos de perfección,

Muestran el mundo marino que vemos hoy.

Diles a ellos,

Poderosa atmósfera,

De azul inspirado velo,

De encaje de nube blanca cubriendo

Las cortinas del cosmos que quitan el velo.

Diles a ellos, sobre la creación,

Que semejante al reloj laboral dice la hora,

Y muestra el embrollo de la naturaleza

En una cadena muy sublime.

Diles a ellos, sobre el semillero

Llenos con modelos del destino.

Diles a ellos, sobre el alto cedro

Que a través del sol brillante tuvo que ser.

Diles a ellos, sobre el susurro

Que se escuchó dentro del alma.

Diles a ellos, sabiduría sin tiempo,

De la naturaleza con meta bendecida.

Diles a ellos, sobre la Realidad

Que juega a las escondidas con el hombre.

Diles sobre la Era de Oro

Que vendrá una vez más.

Diles a ellos, sobre el Buda

Y el Cristo sobre la colina.

Diles a ellos, Verdad y Realidad

Que las almas hambrientas llenan.

Diles a ellos, sobre la chispa eléctrica

Que relampaguea a través del cielo.

Habla de la inmortalidad que arrulla a la humanidad

Porque algún día nadie morirá.

Habla de la Verdad

Que fuera de la boca de Cristo se manifestó,

Cuando Pilatos escuchó y preguntó,

Y ahora es bendecido de Verdad.

Habla fuerte y habla prolongado;

Dilo en poesía y en canción

Que sobre las altas colinas del tiempo

La sabiduría sin tiempo, ahora en armonía suena.

Campanas sonoras de torres celestiales

Tocaron con otras manos y no con las nuestras,

Voces angelicales están entonando

Elevando un himno para ganar ahora.

Diles a ellos, como esos de nosotros quienes leemos

Pueda plantar con fe una semilla vital,

Ve como ellas empujan y germinan a través

De la tierra, roca y obstáculos también.

Empujando las raíces dentro de la tierra,

Buscando la excelencia vital de la esencia

Y alcanzando al sol para reclamar

Que Yo Soy real en el propio nombre de Dios.

Diles a ellos, entonces, en la noche más oscura

Que espera la primera luz de la madrugada,

Donde el hombre puede ver y tocar el pensamiento

Que Dios en verdad ha traído para nosotros

Una oportunidad así de sincera

Como respuesta a la plegaria propia de un niño.

Nuestro Padre, nos ayuda ahora ser

Desinteresadamente ha plantado en ti

Para que nuestra naturaleza entonces sea

Semejante al corazón del Padre con amor;

Semillas de arriba del cielo

Desparramadas aquí en el jardín hermoso

Donde el sol y la lluvia están cayendo ahí

Para poder asistir el deleite planeado

¡Y obtener la victoria por la razón!

Diles a ellos, Padre, Sin edad

De tu Naturaleza que es como el Sol de Oro.

¡Diles a ellos, de tu Nombre y Espíritu!

¡Diles a ellos, para que todos puedan escuchar!

¡Diles a ellos, para que nadie pueda temer!

¡Diles a ellos, para que todos te veneren!

Diles a ellos, para que nadie pueda perder

Vida o regalo – que todos puedan escoger

Ahora y sin fracasar de ver

Que solo la Verdad siempre pueda ser

Cubierto con Inmortalidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *