Categorías
Iluminación

La llama de la libertad está dentro

La llama de la libertad está dentro

¿Puedes imaginarte que nosotros hemos vivido en la oscuridad por tanto tiempo, que hemos vivido sin esta verdad que es el fundamento de nuestra razón de ser? ¿Puedes siquiera pensar, que en momentos anteriores no podíamos ejercitar esa fluidez y esa ley? ¿Puedes siquiera pensar que hay evoluciones y olas de vida, quienes aprenden esta ley como una premisa fundamental de nuestro ser? ¿Y acaso toda la naturaleza no nos enseña que la llama de la libertad está dentro de nosotros?

Así como vemos a las estrellas en el firmamento y la multiplicación de las semillas en toda la naturaleza, una y otra vez, Dios nuevamente está diciendo: “Yo Soy la llama de la libertad en el corazón de la semilla que se convierte en árbol, que se convierte en flor, que se convierte en estrella. Yo Soy la llama de la libertad dentro de ti.” Este es el mensaje esencial de la Gran Hermandad Blanca, restaurando para nosotros, nuestra divinidad perdida, nuestra herencia perdida. Debemos declarar nuestra libertad en el siguiente mantra “¡Yo Soy un ser de fuego violeta, Yo Soy la pureza que Dios desea!”

En la fluidez del mantra cuando se le aumenta el tempo (velocidad) corresponde a aumentarle la vibración de la luz fluyendo a través de ti. Cuando dejas que el Logo libere la Palabra, cuando dejas que el Ser Real hable la Palabra a través de ti, la fluidez natural de la luz se intensifica cuando está decretando el mantra. Este es un ejemplo de como el centro de fuego – blanco recibe todo para atrás hacia sí mismo y como todas las palabras del mantra se convierten en el AUM sagrado. Y todos los colores, los rayos de arco iris del prisma de la conciencia de Dios, retornan al centro del fuego – blanco y la llama violeta se convierte en luz blanca, cuando el mantra converge en el AUM.

Así como Dios controla lo hablado del mantra a través de ti, Dios controla la fluidez de los electrones en las órbitas alrededor de los átomos. Científicos reconocen que cada individuo tiene su reloj cósmico. Ellos nos dicen que nosotros siempre hemos sabido – que nosotros cada uno tenemos una vibración única, esa vibración proviene de las frecuencias de todos nuestros átomos y moléculas y de la combinación de todo esto, puesto junto, hace al tono de la identidad que nosotros reconocemos cuando recibimos a nuestros amigos, cuando tenemos afinidades del uno al otro y quizá repulsiones por otras partes de la vida, las cuales no están en armonía con el Todo. Esa vibración, esa frecuencia tiene que ver como la Palabra está fluyendo a través de los átomos y así es como se encuentran los ciclos de los electrones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *