Categorías
Iluminación

Las Tres Órdenes de Seres Espirituales

 

Las Tres Órdenes de Seres Espirituales

El reino de los maestros ascendidos es una orden esencialmente Crística, es la evolución que nosotros llamamos hijos e hijas de Dios. La humanidad está incluida en esa orden. Su destino es convertirse en el Cristo. En esta orden está incluida seres ascendidos recientemente, así como seres muy antiguos quienes tuvieron que manifestar su conciencia Crística. Además de la orden de los maestros y hombres, hay otros dos reinos de seres espirituales: el reino angélico y el reino de los seres elementales.

Cuando Dios creó al hombre y le encomendó que fuera fructífero en su servicio, que multiplicara su gracia y tomara dominio sobre todo en la tierra, le concedió ayudantes para que lo asistan  en tareas importantes para expandir Su reino. Los subordinados angélicos y servidores elementales de la tierra, aire, fuego y agua; formaron parte de la comitiva cósmica, que acompañaron al hombre cuando éste descendió a la tierra, “arrastrando nubes de gloria” e inclinado “¡Aquí estoy para cumplir tu voluntad!”

Durante tres eras de oro en la tierra, el hombre habló libremente con Dios y estuvo asociado íntimamente con ángeles y elementales. La comunión con todo lo que tiene vida fue ilimitada, la cooperación entre ángeles, elementales y hombres fue siempre intacto y perfecto. Al hombre se le dio la tarea de inspeccionar la creación y junto con Dios laboraron, planearon, diseñaron, inventaron y dirigieron directamente todas las actividades en la tierra. Para los elementales o creadores de la forma, se les dio la gran tarea de traer la manifestación de las intenciones de Dios y el hombre. Y a los ángeles se les asignó la sagrada tarea de proveer y socorrer las necesidades de ambos; hombres y elementales.

Las tres órdenes de la jerarquía celestial manifiesta a la llama trina, o sea los tres atributos primarios de Dios: poder, sabiduría y amor. Los hijos e hijas de Dios, son los destinados a sobresaltar la inteligencia de la mente de Cristo; enfocándose en la genialidad de Dios para la invención y creatividad. Los hijos e hijas de Dios han sido creados para convertirse en co-creadores con Dios. Ellos representan la pluma amarilla en la jerarquía.

La pluma rosada de la llama trina en la jerarquía, está establecida por la orden de las huestes angelicales. Su servicio es amplificar los sentimientos y virtudes de Dios. Ellos traen consigo las cualidades de esperanza, amor, misericordia, compasión, caridad, constancia y todas las virtudes que nosotros necesitamos para surgir en la vida. Los ángeles nos ayudan a amplificar estos sentimientos y ellos constantemente lo hacen a través de la música celestial, llamada en los niveles internos; la música de la esferas.

Los arcángeles son los seres más grandes en el reino angelical, el mismo que va hasta el ángel más pequeñito. El reino incluye al querubín, serafín y todas las clases de órdenes de ángeles bajo el mando de sus líderes. Cada maestro ascendido tiene su legión de ángeles, quienes sirven con él para amplificar la llama que ejerce.

La tercera orden o reino, representa la pluma azul de la llama trina. Esta es la orden del Elohim o el reino elemental. El Elohim es el ser más elevado en esta orden. Los Elohim son los constructores de la forma, los Siete Espíritus de Dios quienes respondieron cuando Dios dio el siguiente fiat: “Hágase la luz y la luz se hizo.” Cuando Dios dirigió la formación de los cosmos en el plano físico, fueron los Elohim quienes hicieron realidad dicha creación. Bajo la tutela de los Elohim, se encuentran los directores de los elementos, quienes están a cargo de los Gnomos, silfos, ondinas y salamandras – los seres elementales quienes cuidan de los cuatro elementos del reino de la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *