Categorías
Iluminación

Los pequeñuelos y el escándalo

Los pequeñuelos y el escándalo

En ese momento, los discípulos se acercaron a Jesús para preguntarle: “¿Quién es el más grande en el Reino de los Cielos?”

Entonces Jesús llama a un niñito, lo coloca en medio de los discípulos, y dice: “Les aseguro que si no cambian y vuelven a ser como niños, no podrán entrar al Reino de los Cielos, y el que recibe en mi Nombre a un niño como éste, a mí me recibe.”

Si alguien hace tropezar y caer a uno de estos pequeños que creen en mí, mejor sería que le amarraran al cuello una gran piedra de moler y que lo hundieran en lo más hondo del mar.

¡Ay del mundo que es causa de tantas caídas! Es necesario que se presenten estos escándalos, pero, ¡ay del que hace caer a los demás!

Tengan cuidado de despreciar a alguno de estos pequeños, pues les digo que sus ángeles en el Cielo contemplan sin cesar la cara de mi Padre que está en los Cielos. Porque el Hijo del Hombre ha venido a salvar lo perdido.

Pasa lo mismo donde el Padre de ustedes, que está en los Cielos: allá no quieren que se pierda ninguno de estos pequeñitos. [Mateo 18: 1 – 7, 10, 11, 14]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *