Categorías
Iluminación

El Plan de la Victoria: el Objetivo de la Vida, la Ascensión

 El Plan de la Victoria: el Objetivo de la Vida, la Ascensión

El plan de la victoria de los hijos de Dios se define noble y ejemplarmente en la vida de Jesús y en la de muchos otros santos (avatares en las religiones orientales), que han sido enviados por Dios como modelos o ejemplares, para señalar el sendero de la libertad a las generaciones de personas que han perdido el contacto; no solo con Dios, sino también con las huestes celestiales y los elementales. El rito de la ascensión y la superación de cualquier condición de atadura, siempre debe preceder al derecho de nacimiento y a lo más destacado de la vida de todos aquellos que han nacido de Dios. Cuando a través del servicio a la vida, un individuo, ya sea hijo o hija de Dios: 1) obtiene su auto maestría sobre todas las circunstancias; 2) salda el 51% de su karma y 3) ejecuta satisfactoriamente la ley de su ser – la misión divina que es el único plan en la corriente de la vida – él o ella solo así puede regresar al trono de la gracia, para ser perfeccionado mediante el ritual de la ascensión. Una vez ascendido, es conocido como Maestro Ascendido. Aquí es donde realmente comienza la vida, el hombre o mujer es ordenado sacerdote (sacerdotisa) en el fuego eterno sagrado, por siempre abrazando el servicio a su Dios. Todos los aspectos de la vida (por lo tanto, todo lo de Dios) se encuentra en el proceso de ascender, cuando se sigue divinamente el desenvolvimiento de la evolución espiritual. Es por esta razón que mediante la ascensión; los ángeles, los elementales y los hombres encuentran el camino común que conduce hacia el corazón de Dios y a la vida eterna que ellos conocieron, incluso antes que las estrellas del amanecer cantaran juntas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *