Categorías
Iluminación

La Ciencia de la Palabra Hablada

 La Ciencia de la Palabra Hablada

Es la Palabra del Señor Dios que fue pronunciada en los fíats originales de la creación. Es la liberación de las energías de la palabra o logos, a través del chakra de la garganta por los Hijos de Dios como confirmación de la palabra perdida. Está escrito: “Pues por tus palabras serás juzgado y declarado inocente o culpable” [Mateo 12: 37]. Cuando el hombre y la mujer re-consagran el chakra de la garganta afirmando la Palabra de Dios, se convierten en instrumentos de los mandamientos de Dios que cumplen la ley de su re-creación a imagen del Hijo. Las invocaciones que ofrecían los sacerdotes y sacerdotisas del fuego sagrado en Lemuria, quienes  usaron el poder de la palabra hablada, originalmente fueron dadas siguiendo la ciencia del Logos. La perversión de esta ciencia con la práctica de la magia negra, ocurrió en los últimos días de Lemuria; provocando la destrucción de los templos de la Virgen Cósmica y el cataclismo por el cual el continente se hundió. Las imágenes de las islas orientales, son los vestigios del sitio donde se llevó a cabo las guerras de los dioses, que hicieron estremecer a la tierra en aquellos terribles días. En contraste, esta ciencia de la palabra hablada fue utilizada por los israelitas en su forma pura; para derribar las murallas de Jericó. Hoy los discípulos utilizan el poder de la palabra hablada; en decretos, afirmaciones, plegarias y mantras; para atraer la esencia del fuego sagrado desde la Presencia Yo Soy, del Yo Crístico y de los Seres Cósmicos que encausan la Luz de Dios hacia matrices transmutadoras y transformadoras para obrar cambios constructivos en los planos de la materia. La ciencia de la palabra hablada (junto con la ciencia del concepto inmaculado) es el ingrediente clave y esencial en toda alquimia. Sin la palabra hablada no hay alquimia, no hay creación, no hay cambio, ni intercambio en ninguna parte de la Vida. Es la piedra blanca del alquimista, que cuando se aplica con éxito, con los secretos de la llama del corazón; revela el “nombre nuevo grabado que nadie conoce; sino el que lo recibe” [Apocalipsis 2: 17]. Bienaventurado el que triunfa sobre la oposición que la mente carnal interpone al ejercicio – la práctica que hace al Maestro – de la ciencia de la palabra hablada en el ofrecimiento de decretos dinámicos diarios al Señor, pues a este dará el Espíritu Santo “a comer del maná escondido”. El Maestro de la Era de Acuario, Saint Germain, enseña a sus discípulos a invocar, por intermedio del poder de la palabra hablada, la llama violeta y el bautismo del fuego sagrado, para lograr el perdón de los pecados; en preparación para la transición hacia una Conciencia Divina más elevada. La ciencia de la palabra hablada es un regalo de Dios desde su creación. Este fue entregado al planeta tierra durante el cambio de los ciclos, para que la humanidad esté vigilante y armada de precaución; para que no se sienta sin poder ante cambios catastróficos y calamidades. Con este regalo viene nuestra obligación y responsabilidad. Nosotros somos responsables de las palabras, pensamientos, sentimientos y ultimadamente la realidad; ya que estamos creando nuestras vidas diariamente con palabras, pensamientos, sentimientos y acciones. Todos estos tienen el poder y nos elevan o destruyen de acuerdo a nuestros motivos e intenciones que somos capaces de poner en movimiento, hacia el universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *