Categorías
espiritualidad Sin categoría

Ángeles

 

Ángeles – Espíritus, heraldos, emisarios divinos y mensajeros enviados por Dios; para que entreguen a sus hijos e hijas Su Palabra. Son espíritus ministrantes, enviados para atender a los herederos del Cristo; para confortar, guiar, proteger, enseñar, cuidar, fortalecer, aconsejar y prevenir. Cohortes de la Luz al servicio de los seres crísticos, los hijos e hijas de Dios por todo el cosmos. Son un ángulo de la conciencia de Dios, un aspecto de su auto-conciencia, seres formados por Dios a partir de su llameante Presencia para asistir a su creación, en forma de vida. Las huestes celestiales, comprenden una evolución aparte de la humanidad, por su existencia llameante y la pureza de su devoción a la Deidad, a los Arcángeles y Jerarcas bajo cuyo mando sirven. La función principal es la de concentrar, acelerar y amplificar los atributos de Dios en beneficio de su creación. Cubren las necesidades de los hombres, magnetizando la luz del aura de éstos e intensificando los sentimientos de esperanza, fe, caridad, honor, integridad, valor, verdad, libertad, misericordia, justicia y todo aspecto de la claridad cristalina de la Mente de Dios. En virtud de la santidad de su presencia invisible, el autor del libro de Hebreos, dijo: “No dejen de practicar la hospitalidad; ustedes saben que, al hacerlo, algunos sin saberlo, dieron alojamiento a ángeles” [Hebreos 13: 2]. Con lo que abunda en el hecho de que los ángeles si encarnan y andan entre nosotros, como nuestros mejores amigos y auxiliadores; aún cuando sean unos perfectos extraños. Hablando de una manera metafórica, los ángeles son electrones que giran alrededor de la Presencia Solar que es Dios, electrones que han elegido por su propia voluntad innata en ellos, extender su conciencia en todos los planos de la conciencia. Los ángeles son electrones que han sido cargados de la luz-energía-conciencia del Gran Sol Central, para poder ser electrodos, esto es, pilares de la ardiente Presencia de Dios, que operan como “transformadores de desaceleración” de la Luz inefable, para que sus hijos puedan recibir una porción de esperanza de la gloria que ha de venir en medio de la noche oscura de su situación kármica en la tierra. Los ángeles pueden adquirir forma humana o de “bastoncillos o conos”, o espirales y rollos de energía concentrada que puede ser liberada; para la curación personal y planetaria, en respuesta al llamado de los seres crísticos; literalmente como una transfusión del Cuerpo y Sangre del Cristo Cósmico cuando y donde quiera que haya necesidad. Hay ángeles de curación, protección, amor, consuelo y compasión; ángeles que asisten en los ciclos del nacimiento y la muerte; ángeles del Ojo Omnividente de Dios, que empuñan la espada llameante de la Verdad, para separar lo real de lo irreal. Hay tipos y ordenes de ángeles que realizan servicios específicos en la Jerarquía Cósmica, como losserafines o los querubines y ángeles devas, que cumplen su servicio con los espíritus de la naturaleza y los elementales del fuego, aire, agua y tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *