Categorías
Iluminación

El Cinturón Electrónico

(12) – El Cinturón Electrónico – Es la contraparte negativa del cuerpo causal («el morador del umbral*, siendo el duplicado o contraparte negativa del alma y del Santo Ser Crístico). Considerando que el cuerpo causal tiene el plan divino y el registro de todas las buenas obras, el cinturón electrónico tiene la semilla de nuestra rebelión original en contra de Dios. De los registros de las acciones negativas, hábitos y patrones de los impulsos. Es campo de fuerza de energía que rodea la parte inferior de los cuatro cuerpos inferiores y se manifiesta en la vida del individuo, a través de la mente subconsciente, de emociones y sentimientos incontrolados. Tiene un efecto magnético y la presencia de elementos no transmutados dentro de nuestro propio ser, tienden a atraer el refuerzo de los efluvios de los ímpetus de la masa negativa consciente. Es el registro de las energías negativas que debemos transmutar y recalificar en orden de liberarnos de nuestro apego a la irrealidad (el montón de basura de nuestras palabras, pensamientos, sentimientos y acciones pasadas que deben ser transformados en un depósito de reciclaje, a través de la intercesión del Santo Ser Crístico). Así como el fruto de nuestras obras almacenadas en el cuerpo causal, representa nuestros tesoros en el cielo; así las energías destructivas en el cinturón electrónico, representan las inversiones en la ilusión, la relatividad y la irrealidad. El morador del umbral* también se le llama ego o yo inferior, es nuestro único enemigo real. Es el producto de nuestra identificación con la irrealidad, encarna el impulso de nuestra indulgencia hacia el error y la mentalidad carnal. Se le llama el morador del umbral, ya que mora en nuestro subconsciente en el umbral del nivel de nuestra conciencia. Todas las fuerzas de la oscuridad, no nos afectarán en nada, si no tendríamos dentro de nosotros, este punto de identificación personal, con el mal y la relatividad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *