Categorías
espiritualidad

El Santo Ser Crístico


7) El Santo Ser Crístico  es la manifestación individualizada del Cristo Universal. Es uno de los tres cuerpos superiores que actúan como el mediador personal entre la perfección de Dios de nuestro ser superior, por un lado y la imperfección del alma en evolución y de los cuerpos inferiores en el otro. Es también la clave para la posición de uno dentro de la jerarquía y la hermandad de la luz, porque se ha establecido una verdadera comunión en la hermandad del Cristo. Es el foco individualizado del “unigénito del Padre, lleno de gracia y verdad”, es el Yo real de todo hombre. El Santo Ser Crístico o Yo Crístico, es el mediador entre hombre y su Dios. Cuando uno ha transmutado todos los apegos del ser interior, el santo Ser Crístico ya no necesita mediar entre la perfección de Dios y el alma, sino más bien, la conciencia misma del alma, puede elevarse al nivel de mediador. Tal persona se dice que se ha convertido en el Cristo. El camino de convertirse en el Cristo, es sinónimo con el sendero de un acercamiento más a Dios. Convertirse en el Cristo significa, elevarse al nivel Crístico de conciencia; es decir, al nivel de conciencia que está firmemente arraigado en la divina realidad y unidad con el Padre; inclusive, mientras estamos operando dentro del mundo de la relatividad e ilusión. Es representado como Jesús, porque es el mediador entre el hombre y Dios; es el Instructor, Maestro y Profeta personal del individuo, que oficia como Sumo Sacerdote ante el altar del Altísimo – la Presencia Yo Soy – del templo edificado. Cuando logramos la plena identificación del alma con el Yo Crístico, se le llama Santo Ser Crístico o Ungido y se ve al Hijo de Dios brillar a través del Hijo del Hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *