Categorías
Iluminación

El Ritual Sagrado de Cristiandad (Parte III)


¡YO SOY EL CRISTO ENCARNADO Y POR ESTA CAUSA HE VENIDO AL MUNDO, QUE DEBEN, PARA DAR TESTIMONIO A LA VERDAD! (3X) (Juan 18:37)

YO SOY un ser espiritual, mi cuerpo es perfecto, hecho a SU imagen y semejanza. La Luz del Cristo ahora fluye a través de cada célula y doy gracias por mi radiante salud. Yo vivo en el reino de la eterna felicidad e intereses absorbentes. Mi cuerpo es el «cuerpo eléctrico»: sin limitación y es incansable, sin nacimiento y sin muerte.

YO SOY de perfecta armonía con el funcionamiento de la ley, porque yo sé que la Inteligencia Infinita no sabe nada de obstáculos, tiempo o espacio. Solamente sabe completar. Yo he desterrado el pasado y vivo en el maravilloso Ahora, donde las sorpresas felices vienen a mí cada día. ¡Tiempo y espacio son borrados! ¡Yo vivo en el maravilloso Ahora, sin nacimiento ni muerte!

¡ YO SOY el Cristo encarnado! Y ¡YO SOY de buen ánimo, porque yo he vencido al mundo! (Juan 16:33)

¡YO SOY EL UNO!

YO SOY el que mira a ningún otro, salvo en el verdadero Dios YO SOY dentro de mí, cuya alma está libre de la lucha y del pecado y sin dudarlo me pongo en el altar de la pirámide y declaro:

Aquí estoy, Señor.

YO SOY contemplando los ojos de toda la vida,

Todo el cosmos, todo de ti. 

Amor desplegando, ennobleciendo la vida,

YO SOY EL QUE YO SOY.

YO SOY a ti mismo en el centro

Del ojo de la creación.

YO SOY en la manifestación superior 

De las espirales ascendentes y descendentes,

Creación creando y no creando,

Vida viniendo y yendo,

Con todo el amor otorgando

Cada vez menor conciencia de sí mismo,

Una medida más completa de Deidad

Hasta que cada piedra viviente que una vez construyó

La base de nuestra Pirámide de Amor,

Pasa a través de la puerta de la conciencia superior.

Y yo, el guardián de la puerta,

Estoy suspendido en el nexo de los cielos y la tierra  

Y todo lo que está abajo ahora está arriba.

Por lo tanto Yo, también, paso a través

Del trono de amor”.

 

OH Dios, YO SOY en mí, Tú eres:

Eterna alegría.

Eterna juventud.

Eterna riqueza.

Eterna salud.

Eterno amor.

Eterna vida.

¡YO SOY la Luz de Dios que siempre prevalece! ¡YO SOY un hijo de Dios!

¡YO SOY EL QUE YO SOY!

Amén.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *