Categorías
espiritualidad

Afirmaciones


Afirmaciones

1- Dios es la manifestación más grandiosa del Universo, esa manifestación vive dentro de mí, en mi corazón. Dios tiene un plan especial para mí y hoy mismo lo estoy viviendo.

2- Yo vivo siempre muy agradecido y ahora precipito como el maná, de la fuente Universal de Dios, todo lo bueno, si esto es correcto en los deseos de mi corazón.

3- Yo doy gracias ahora si recibo los correctos deseos de mi corazón. Todo lo que no es bello, es bello; todo lo que es imperfecto, es perfecto; todo lo que es inhumano, es humano; todo lo que no es divino, es divino. Yo vivo colmado de bendiciones por siempre.

4- Yo ahora dejo que se consuma todas las cosas y condiciones que me hacen mucho daño. En mi cuerpo, mi mente y todos los acontecimientos de mi vida se ha restablecido un orden divino. “He aquí, yo hago que todas las cosas sean nuevas.”

5- Yo me despojo de todo lo que no es divino, puesto que no ha sido diseñado para mí. El perfecto plan divino de mi vida, ahora en este mismo instante lo estoy disfrutando.

6- Todo lo que por derecho divino me pertenece, nadie me lo puede quitar. Dios es mi fuente de inspiración y a Él me entrego sin reservas y con mucho amor.

7- Lo que antes era imposible de obtener, ahora viene hacia mí, todo lo bueno me pertenece en abundancia, lo inesperado se hace realidad.

8- Yo ahora atraigo en abundancia todo lo que me pertenece del infinito (Dios). He abierto mi puerta para que todo lo bueno venga hacia mí; todas las puertas están abiertas para mí, para que fluya hacia mí, amor, dicha, felicidad, bienestar y opulencia.

9- Ahora, libero la mina de oro dentro de mí. Yo estoy ligado a una interminable corriente de oro de prosperidad, que viene hacia mí perfectamente por gracia divina.

10- Todo es mío por derecho divino y ahora es liberado para que llegue hacia mí en grandes proporciones de abundancia, el camino por donde viene es milagroso e interminable.

11- El amor divino a través de mí, ahora disuelve todas las apariencias y obstáculos de mi camino, para que me conduzcan al éxito.

12- Todo el mundo me quiere a mí y yo quiero a todo el mundo. El que en apariencia es mi enemigo, se convierte en mi amigo, un eslabón importante en mi camino hacia mi perfección.

13- Impresiones adversas funcionan a mi favor. Dios utiliza toda persona y situación para atraer los deseos de mi corazón. Los impedimentos y obstáculos son serviciales, ya que me conducen a mi superación.

14- Yo estoy rodeado y protegido por la luz brillante de Cristo y a través de ella nada negativo puede penetrar.

15- Yo camino en la luz divina de Cristo, mis dudas y temores se convierten en nada, se desvanecen. Nada puede oponerse a mi buen señor y querido redentor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *