Categorías
Iluminación

Maestros Ascendidos

Maestros Ascendidos

 Todos los hijos e hijas de Dios tienen la chispa divina, la misma que es el potencial para llegar a ser o darse cuenta que tienen el Cristo dentro de sí mismos. Los Maestros Ascendidos son los Santos y Santas del Occidente o Sages y Avatares del Oriente de todas las religiones, en todas las eras de la humanidad, desde su creación. Este concepto estuvo en el corazón de las grandes religiones del Oriente y Occidente. Y fue parte de las enseñanzas originales de Jesús hacia sus discípulos, muchos de los cuales fueron oscurecidos o destruidos por los Padres de la Iglesia. El mensaje de Jesús fue, que todos nosotros podemos seguir sus pasos y darnos cuenta de la plenitud de este Cristo en nuestras vidas – por lo que solo podemos obrar sus obras en la tierra. La culminación del sendero de la Deidad es la ascensión, una aceleración de la conciencia espiritual, que generalmente ocurre al término natural de su última vida en la tierra. A través de la ascensión, el alma se une con Cristo, su Señor y retorna al Dios Padre-Madre, libre de las rondas del karma y el renacimiento. Un Maestro es un ser que ha obtenido su auto-maestría, usando la energía del libre albedrío junto con la ley de su unidad con Dios, para demostrar la maestría en el tiempo y el espacio. A través del dominio del flujo de energía en su propio ser, así como en su entorno, él llega a un cierto nivel de logro, con la que su alma se alinea en congruencia con su propia conciencia de Dios. Este domino, lo impulsa hacia el reencuentro con Dios y que se llama la ascensión en la Luz; el ritual que fue demostrado por Jesús. De ahí el término de Maestro Ascendido. Después de haber equilibrado su karma y consumado su misión especial, los Maestros Ascendidos logran  graduarse de las aulas de la tierra y ascienden a Dios. Ellos son nuestros hermanos y hermanas mayores en el sendero personal de Cristeidad. Estamos familiarizados con muchos de ellos, con quienes hemos caminado juntos a través de las edades, mientras otros son desconocidos a nuestra mente externa. Algunos Maestros son seres antiguos de Luz y sus nombres se han convertido hace mucho tiempo, a un segundo plano a las llamas que realmente representan. Los Maestros Ascendidos han demostrado la victoria sobre el pecado, enfermedad, la muerte y en todo conflicto. Ellos han equilibrado lo que en el oriente se conoce como karma y en el occidente pecado. Ellos han transmutado todas las energías que jamás se haya dado para su uso en todas sus encarnaciones y han retornado victoriosos al Yo Soy el que Yo Soy. Cada Maestro en el cielo se ha integrado con el espíritu de la Presencia Yo Soy. Al demostrar las leyes de Dios, los Maestros han demostrado que nosotros también, podemos alcanzar la inmortalidad. Y que todo lo que somos no se pierde en el momento de la muerte, sino que se perpetúa, por la acción de la Luz que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. Todos los Maestros ascendidos forman parte de la Gran Hermandad Blanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *